¿Qué es un centro de datos redundantes?

¿Sabes qué es un centro de datos redundantes? Se trata de un concepto muy conocido actualmente que hace referencia a los lugares donde se almacenan los recursos y equipamientos electrónicos necesarios para el procesamiento y tratamiento de datos de las empresas. 

Los nuevos centros de datos en 2021 están en proceso de evolución y apuestan por los procesos automatizados. La fiabilidad y disponibilidad de estos centros de datos se clasifica según el sistema de clasificación TIER, implementado por Uptime Institute, para definir y evaluar diferentes aspectos de los data center.

Descubre qué es un centro de datos redundantes

Un centro de datos redundantes es una infraestructura donde se almacenan equipos electrónicos, como servidores y diferentes sistemas de comunicación. Este tipo de lugar tiene el objetivo de tratar y procesar los datos de diferentes organizaciones, así como obtener el acceso a dichos datos para realizar todo tipo de operaciones.

La función principal de este tipo de infraestructuras es garantizar el procesamiento eficaz de los datos, su estabilidad y su seguridad. De esta forma, es posible proteger la confidencialidad de la información almacenada.

En NFON contamos con Cloudya, una solución de telefonía en la nube cuyo sistema funciona gracias a nuestro centro de datos geo redundantes. Se trata de un sistema que garantiza una comunicación rápida, eficaz y segura en cualquier momento, independientemente del lugar donde se encuentren los usuarios.

La redundancia y la clasificación TIER

Ahora que sabemos qué es un centro de datos redundantes, debemos hablar de varios conceptos importantes. La disponibilidad y la fiabilidad de los datos almacenados en los centros de datos redundantes se miden mediante el sistema TIER. 

Se trata de una clasificación basada en cuatro niveles diferentes: cuanto mayor es el nivel, mayor será la disponibilidad de los datos almacenados. Sin embargo, antes de hablar de las características de cada uno de estos niveles, debemos definir tres conceptos relacionados con la disponibilidad de los datos:

  • Seguridad. La seguridad de los centros de datos debe estar determinada por unos protocolos específicos; estos serán diferentes en función de las necesidades y preferencias de cada empresa. De esta forma, se protegerá al sistema evitando que entren usuarios no autorizados.
  • Prevención. Se trata del conjunto de mecanismos o medidas tomadas para evitar cualquier tipo de accidente o ciberataque.
  • Accesibilidad. La accesibilidad hace referencia a la capacidad del sistema o centro de datos de garantizar a las personas que están autorizadas el acceso a los datos de una empresa u organización.

La clasificación TIER se basa en cuatro niveles distintos de redundancia para determinar la disponibilidad de los centros de datos y cuán susceptibles pueden ser a posibles interrupciones.

la redundancia y la clasificacion TIER

TIER I

El primer nivel de certificación TIER cuenta con un 99.671 % de disponibilidad. Es el nivel más susceptible a interrupciones, las cuales pueden estar causadas por eventos planeados como actividades de mantenimiento o por otras actividades que no hayan sido planeadas con antelación. 

Contiene componentes no redundantes y puede no contar necesariamente con una fuente de electricidad alternativa para emergencias. Este tipo de certificación para centros de datos redundantes es recomendable para empresas pequeñas cuyo negocio, a pesar de funcionar a través de Internet, no requiere unos servicios de calidad excepcional.

TIER II

El segundo nivel cuenta con una disponibilidad un poco mayor, del 99.741 %, y contiene ciertos componentes redundantes, como un sistema de alimentación ininterrumpida, conocido también como UPS por sus siglas en inglés. 

Contiene una fuente de electricidad alternativa para casos de emergencia, pero existe la posibilidad de que sea paralizada, al igual que sucedía con el nivel anterior, por acontecimientos planeados o inesperados. Es recomendable para empresas pequeñas que necesiten ofrecer servicios de más calidad que en el nivel anterior, pero que no ofrezcan servicios en tiempo real.

TIER III

En este nivel, la disponibilidad aumenta hasta el 99.982 %. Esto permite realizar actividades de mantenimiento planeadas de forma anticipada sin que esto afecte a la disponibilidad. Sin embargo, los eventos inesperados siguen pudiendo causar ciertas interrupciones. 

Cuenta con componentes redundantes y es ideal para empresas que ofrecen servicios de vigilancia las 24 horas al día. Otro ejemplo son las empresas que ofrecen servicios informáticos automatizados, entre otros.

TIER IV

Por último, el cuarto nivel de certificación TIER supone una disponibilidad del 99.995 %. Además de cumplir con todos los requisitos del nivel de certificación anterior, permite realizar cualquier tipo de actividad de mantenimiento y puede soportar prácticamente cualquier tipo de evento que no haya sido planeado sin sufrir ninguna interrupción

Contiene varios elementos redundantes y también está protegido frente a diversos tipos de desastres naturales. En definitiva, es el nivel de certificación con mayor resistencia y disponibilidad; ideal para entidades financieras y para empresas de grandes dimensiones que se dedican a los negocios internacionales, entre otros ejemplos.

Soluciones como Cloudya de NFON están basadas en un sistema de telefonía en la nube instalado en un centro de datos redundantes de alto rendimiento. Esto significa que los clientes pueden acceder al sistema desde cualquier lugar y en cualquier momento, con las ventajas que ello supone para cualquier empresa.

¿Conoces Cloudya?

 

 

Compártelo en: