¿Qué es VoIP y cómo funciona?

¿Qué es VoIP y cómo funciona?

Muchas personas, al oír la palabra VoIP o Voz sobre Protocolo de Internet, piensan que es algo desconocido que jamás utilizarán. Pero en realidad todos los días utilizamos tecnología VoIP, un ejemplo son las llamadas por WhatsApp o videoconferencias.

VoIP: qué es y cómo se diferencia de la telefonía tradicional

VoIP es el acrónimo de Voz sobre Protocolo de Internet (Voice Over Internet Protocol), es decir, voz a través de Internet. Es una tecnología de telecomunicaciones por medio de voz y vídeo, que se transmite por Protocolo de Internet (IP).

Una de las principales diferencias entre VoIP y la telefonía convencional es que no utiliza la señal de antenas o de cable telefónico, sino de la cobertura de internet, datos móviles o una red WiFi. El móvil recoge nuestra voz o grabación vídeo, los convierte en paquetes de datos digitales y los envía a través de Internet al otro móvil.

VoIP, Voz sobre Protocolo de Internet, es una tecnología de telecomunicaciones por medio de voz y vídeo, que se transmite por Protocolo de Internet (IP).

Al ser independiente de cualquier línea telefónica fija o móvil, las llamadas VoIP se hacen mediante una aplicación que funciona con Internet y que tenga la opción de hacer llamadas por voz. Esto ofrece muchas ventajas:

  • Los costes son muy inferiores a los de la telefonía convencional.
  • Además, no requiere una instalación complementaria, ya que utiliza cualquier tipo de conexión, sin diferenciar de las redes LAN domésticas o las redes de datos móviles.
  • Y, se puede utilizar en cualquier dispositivo, no importa si es un smartphone, una tablet, un ordenador de sobremesa.

La única desventaja es que, si la cobertura de Internet no es buena, puede empeorar la calidad de las llamadas. Pero hoy en día es casi imposible no encontrar alguna opción de conexión.

¿Cómo funciona VoIP?

Como se ha visto, solo es necesario que los interlocutores tengan dispositivos conectados a Internet y la misma aplicación (como Whatsapp, Telegram, Skype, Messenger...) para comunicarse.

Al efectuar una llamada se crean dos canales: uno para la voz o imágenes de un interlocutor y uno para el otro. La voz e imágenes se traducen en datos de Internet, y después de nuevo en voz e imágenes para que los reciba la otra persona. Estos datos viajan empleando un protocolo de IP (Protocolo de Internet). De ahí su nombre.

Hoy en día, es posible también efectuar este tipo de llamadas con teléfonos fijos. Esto se puede conseguir de tres maneras:

  • Mediante un adaptador ATA para conectar el teléfono fijo al router y así canalizar las llamadas por la red de internet.
  • Con un router especial de voz IP.
  • Utilizando directamente un teléfono VoIP o un teléfono IP (softphone).

Esto permite a los teléfonos fijos incorporar también la opción de vídeo. Así, utilizando este tipo de teléfono no se depende de determinadas aplicaciones y se puede llamar a cualquier usuario del mundo.

VoIP, una revolución para las empresas

El hecho de poder comunicarse no solamente por audio, sino también mantener videoconferencias con este servicio ofrece un sinfín de posibilidades a las empresas. Es una manera sencilla de comunicarse con cualquier usuario de todo el mundo que utilice Voz sobre IP o PSTN (en español, RTC: Red Telefónica Pública Conmutada, que vienen a ser el fax o teléfono fijo).

Permite reducir sustancialmente los costes en telecomunicaciones de las empresas y ofrece muchas más posibilidades de movilidad, ya que es posible conectarse desde casa o cualquier parte del mundo sin pagar más o tener dificultades para hacerlo. También la posibilidad de compartir datos rápidamente y automatizar tareas mediante el uso de otras aplicaciones, lo que supone, en muchos casos, un gran aumento de la productividad.

Por ello, no es de extrañar que actualmente más del 80 % de las líneas instaladas sean mediante VoIP. Está especialmente indicado a empresas que buscan soluciones de comunicaciones unificadas, utilizando llamadas de voz, conferencia web, fax, buzón de voz, correo electrónico, chat, etc.

La gran cantidad de dispositivos diferentes con los que se puede utilizar el VoIP permite que los empleados puedan llevarse su extensión de la oficina a donde quieran, activando o desactivando la misma cuando sea necesario. Así, podrán comunicarse con su smartphone con los clientes u otras personas de la empresa y realizar o recibir llamadas telefónicas, sin importar si están en su casa o de viaje. Esto abre muchas posibilidades para la conciliación familiar y laboral.

Ventajas de VoIP a nivel técnico

Además de lo comentado con anterioridad ofrece también ventajas a nivel técnico:

  • Permite controlar el tráfico de la red, lo que disminuye las posibilidades de caídas en el rendimiento.
  • Se puede utilizar cualquier tipo de hardware, lo que evita instalaciones complementarias.
  • Es independiente de la red física utilizada y se puede instalar en las grandes redes de IP actuales.
  • Se puede instalar tanto en software como hardware, aunque siempre sería más ventajoso en hardware, ya que podría eliminar el impacto inicial para el usuario común.
  • Permite integrar Vídeo y TPV (terminal de punto de venta, utilizado para el cobro por tarjeta, impresión de tickets, gestionar el inventario, etc.)
  • Permite la conexión a la red telefónica y fax tradicional.
  • Los números de teléfono no geográficos (en España, los de red fija que no comienzan con 9) también pueden utilizar VoIP.
  • Su instalación es mediante un pequeño servidor, a diferencia de las centrales telefónicas convencionales para empresas con mucha infraestructura.


Existen también proveedores VoIP y aplicaciones más adaptadas a empresas, aquí es donde entra en juego NFON. En NFON estamos especializados en telefonía en la nube y comunicaciones empresariales. Para ello te ofrecemos el servicio Cloudya, perfecto para realizar este tipo de llamadas en tu empresa aprovechando todas las ventajas que conlleva utilizar VoIP.

¿Conoces Cloudya?

Compártelo en: