Ventajas de la telefonía VoIP frente a la convencional

Los sistemas de telefonía siguen su avance. También los sistemas de telefonía IP, que gozan de una popularidad e implantación cada vez mayor, gracias a los beneficios que presenta frente a los sistemas convencionales. En efecto, la comparación VoIP vs telefonía convencional arroja bastantes ventajas para las empresas a favor de la primera.

La telefonía VoIP es mucho más rentable que la convencional y ofrece diversas ventajas como una sencilla instalación o gran variedad de funcionalidades. Todo esto hace que, en una comparativa VoIP vs. telefonía convencional, esta última salga perdiendo, y la primera siga creciendo. Se calcula que entre 2017 y 2022, las extensiones de telefonía en la nube se doblarán en Europa, pasando de 13 a 26 millones.

VoIP vs. telefonía convencional 

Cuando hablamos de telefonía VoIP estamos hablando de un sistema de telefonía que no utiliza la infraestructura telefónica convencional para el establecimiento y transporte de llamadas. Lo que emplea para el transporte de la voz y las llamadas es Internet.

Hay diversas diferencias entre la telefonía VoIP y la telefonía tradicional, algunos aspectos a destacar son:

El funcionamiento

Para instalar un sistema de telefonía IP en una empresa puedes olvidarte de la mitad de los cables que tienes en la oficina hasta ahora. Ya no será necesario utilizar los cables que unen todos los teléfonos a la línea telefónica convencional. Bastará con contar con una línea de conexión a Internet.

Para utilizar la telefonía VoIP,  es necesario utilizar un software que emule el funcionamiento de un teléfono directamente desde el ordenador, que ya estará conectado a Internet. Este tipo de programas, además, permite acceder al sistema desde cualquier punto con conexión.

La telefonía convencional necesita cables de conexión al sistema de telefonía y requiere teléfonos dedicados. No se puede acceder a ella desde un ordenador, y a cada número sólo se puede acceder desde un teléfono configurado para recibir y hacer llamadas desde un número. Como mucho, se pueden utilizar teléfonos supletorios asociados al principal. Su instalación, por tanto, es más compleja y cara.

Las funcionalidades

La telefonía convencional permite a sus usuarios disfrutar de llamadas de voz y algunos servicios adicionales que requieren configuración aparte. También, en muchos casos, contar con un contestador automático o servicio de identificación de llamadas. Aparte de esto, algunos sistemas y proveedores permiten poner una llamada en espera mientras se atiende a otra. Pero no siempre. En la mayoría de los casos, para disponer de estas funciones es necesario pagar una cuota adicional.

La telefonía VoIP, además de estas funciones, permite contar con otras adicionales. Para disponer de estas funciones no habrá que pagar una cantidad adicional y no necesitan instalación adicional, lo que abarata sus costes. Así, ofrece identificación de llamadas como la de la telefonía convencional pero más completa, ya que ofrece más datos sobre ellas. También permite poner llamadas en espera, y contar con buzón de voz.

La telefonía VoIP da la oportunidad de utilizar sistemas de respuesta de voz interactiva (IVR) para realizar una acción determinada en función de la opción elegida por quien llama. Por otro lado, cuenta con mecanismos para la grabación de llamadas, y en determinados casos con la posibilidad de enviar mensajes de voz del buzón a una dirección de email. Como verás, en cuanto a funciones de VoIP vs telefonía convencional, la primera sale ganando.

El coste

Los costes asociados a un sistema de telefonía VoIP son menores. El precio de las llamadas es menor, e incluso en algunos casos, gratis. Tampoco hay coste de establecimiento de llamadas.

La instalación del sistema

A diferencia de lo que ocurre con la telefonía tradicional, para utilizar la telefonía VoIP no se necesitan ni teléfonos convencionales ni cablear por completo una oficina. Basta con la línea de Internet, teléfonos IP o software que emule el funcionamiento de un teléfono.

La escalabilidad

La telefonía VoIP tiene mayor escalabilidad que la telefonía convencional. Para añadir un nuevo usuario a un sistema de telefonía IP basta con unos pocos ajustes en su configuración y un par de clics a lo sumo.

La calidad de las llamadas

Los sistemas de telefonía antiguos no tenían siempre una buena calidad de sonido. Su calidad ha mejorado con el tiempo, pero todavía no iguala a la que se puede conseguir con la telefonía VoIP, en la que la calidad de las llamadas es muy superior.

La movilidad que permiten

La telefonía tradicional te ata al lugar en el que esté configurado el teléfono que da acceso a cada punto, sin ofrecer ningún tipo de flexibilidad o movilidad. La telefonía VoIP en cambio, permite llamar desde cualquier localización y dispositivo conectado a Internet solo con acceder al sistema y contar con el software adecuado.

En definitiva, la comparación de la telefonía VoIP vs telefonía convencional destaca la gran cantidad de ventajas que puede ofrecer la primera, lo que lleva cada vez a más empresas a dar el paso a la VoIP. Para ello, solo se necesita un proveedor y un sistema como Cloudya de NFON, su solución de telefonía en la nube para empresas.

¿Conoces Cloudya?

 

Compártelo en: