El futuro de las videoconferencias

Si hay un servicio cuyo uso ha supuesto un auténtico boom a raíz de la crisis sanitaria del COVID-19, este ha sido el de las videoconferencias. Era un servicio que ya conocíamos y que usábamos en mayor o menor medida, pero en la excepcional situación que hemos vivido se ha convertido en un imprescindible en nuestro día a día. 

Las principales protagonistas de esta pandemia fueron las plataformas que ofrecían servicios de videoconferencia como Zoom, Google Hangouts, Microsoft Teams, GoToMeeting y Skype. El uso a nivel laboral se extendió también al ámbito privado, utilizando las videollamadas en el día a día para comunicarse con familiares y amigos.

Un uso que se disparó de una manera sin precedentes. Según una encuesta de Eurostat, el 78 % de los españoles usó las videollamadas durante la pandemia, frente a un 33 % en 2018 y un 55 % en el 2019. Y esta tendencia no ha sido exclusiva de España, sino que en otros estados de la Unión Europea fue similar.

¿Seguiremos usando las videoconferencias en la era post-COVID?

Las ventajas y beneficios de las videoconferencias son evidentes. Gracias a la posibilidad de verse las caras entre los participantes la comunicación mejora enormemente, y es que está claro que una imagen vale más que mil palabras. Además, para las empresas supone una importante reducción en los costes, entre eliminación de gastos por viajes y tiempo perdido por traslados.

Según una encuesta de Eurostat, el 78 % de los españoles usó las videollamadas durante la pandemia, frente a un 33 % en 2018

Es cierto que ahora mismo estamos viviendo una situación de restricciones y limitaciones que hacen que el uso de las videoconferencias sea una necesidad. Pero cuando todo esto pase, la pandemia acabe y las limitaciones desaparezcan, las videoconferencias seguirán en nuestras vidas y en nuestras empresas como una útil herramienta de trabajo, pues han demostrado notablemente sus virtudes.

La videoconferencia hasta hace pocos años era una tecnología de vanguardia, pero actualmente se ha generalizado su uso. La calidad de la imagen ha mejorado, al igual que la velocidad de transmisión, y los requisitos técnicos para realizar una videollamada son mínimos: conexión a Internet y cualquier tipo de dispositivo electrónico.

Debido a todo esto, su uso no se acabará con la pandemia, sino que se prevé que este mercado crecerá hasta los 16 mil millones de dólares a finales del 2030, con una tasa de crecimiento anual del 9 %, según datos de Transparency Market Research

Se prevé que el mercado de las videoconferencias crezca hasta los 16 mil millones de dólares a finales del año 2030, con una tasa de crecimiento anual del 9 %

¿Cuál será el futuro de las videoconferencias?

El futuro de las videoconferencias va mucho más allá, por lo que todas las compañías de servicios de videoconferencias están investigando, desarrollando y mejorando este tipo de servicio de comunicación. Por este motivo se espera un gran avance en el campo de las videoconferencias con la inclusión de tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada o los hologramas.

videoconferencia en la nube

Suena a ciencia ficción, pero ya están muy cerca. No debemos dudar del futuro de las videoconferencias porque va a traer cosas muy interesantes al ámbito de las reuniones virtuales. Algunas de las tendencias de uso de las videoconferencias en el futuro son:

  • Interactividad: uno de los aspectos donde más se está trabajando y en el que hemos podido ver ya actualmente un importante avance, es en la interactividad. Se está mejorando notablemente todo lo relacionado con mejorar la productividad durante las videollamadas. El posibilitar compartir información, archivos, vídeos, etc. sin tener que abrir otras aplicaciones o plataformas será una gran ventaja.

  • Interoperabilidad: hasta ahora las compañías de servicios de videoconferencias se mantenían bastante cerradas, es decir, cada una solo permitía la comunicación entre su propio software, sin posibilidad de permitir a los usuarios intercomunicarse con plataformas de otras empresas. Pero eso está cambiando, ya que estas compañías se están dando cuenta que el uso de la videollamada se ha extendido y deben flexibilizarse. Así, distintos fabricantes están desarrollando estándares y protocolos estandarizados para videoconferencias.

  • Salas de reuniones: al igual que con las reuniones de uno contra uno, se diseñan “salas de reuniones” para videoconferencias en grupo. Los participantes en línea se unen a dicha sala, en la cual podrán comunicarse fácilmente con ayuda de todo tipo de elementos inteligentes que optimizarán la calidad de la comunicación grupal, como altavoces inteligentes con eliminación de ruido, grandes pantallas, cámaras giratorias de detección de movimiento, etc.

  • Nube: todo avanza hacia la nube y el futuro de las videoconferencias no es una excepción. Ya sea una videoconferencia entre familiares o amigos, o bien una importante reunión, en cualquier caso, usar sistemas en la nube para realizar videoconferencias puede ser una gran solución, que no requiere ningún tipo de infraestructura de hardware o software. Simplemente con contratar a un proveedor podrá beneficiarse de las últimas tecnologías sin preocuparse por actualizar o mejorar su infraestructura, ya que todo esto sucede automáticamente en la nube y alguien (el proveedor) se encargará de todo.

  • Inteligencia Artificial: aplicaciones como Siri o Alexa están modificando la manera en que nos relacionamos con la tecnología. Igualmente existen ya aplicaciones de Inteligencia Artificial que pueden mejorar mucho nuestros servicios de videoconferencias, como la transcripción de mensajes en tiempo real, la corrección de mirada, etc. Pero es mucho más en lo que se está invirtiendo y trabajando, así que este campo nos dará muchas sorpresas.

Por todo lo que estamos viendo, no debemos dudar del futuro de las videoconferencias. En NFON lo sabemos y por eso apostamos por servicios y tecnología para mejorar la calidad, productividad y usabilidad de las mismas. Como nuestro servicio Cloudya, que ya incluye la función Meet and Share, la mejor manera de realizar videoconferencias y compartir todo lo que necesites con tu interlocutor de la manera más sencilla y eficaz. Y todo desde la nube.

¿Conoces Cloudya?

 

Compártelo en: