Teléfonos SIP, características y funcionamiento

El concepto de teléfono SIP quizás te resulte más familiar a través de cualquiera de sus otras denominaciones: teléfono VoIP, softphone o teléfono IP.

Se trata de un aparato de telefonía preparado, con un software específico, para realizar llamadas a través de Internet. Hay muchas cosas que se pueden decir sobre este tipo de telefonía. Por eso, si quieres saber con exactitud qué es, para qué se utiliza y cuáles son sus características, continúa leyendo.

¿Qué es un teléfono SIP?

Un teléfono SIP es un dispositivo preparado para albergar el software o hardware necesario para utilizar la tecnología VoIP. O, lo que es lo mismo, para realizar llamadas a través de Internet.

Puede tratarse de un aparato virtual, en forma de software alojado en un dispositivo con conexión a Internet (softphones). En este caso, puedes instalar y utilizar las aplicaciones que necesites donde tú elijas: tablet, smartphone, etc. Una vez instaladas, estas apps convierten cualquiera de esos aparatos en un teléfono IP normal. De esta forma, podrás utilizarlos para realizar y recibir llamadas. Y a esto hay que añadir, además, otras funcionalidades, como conectarse a través de una videoconferencia.

No obstante, el teléfono SIP también puede consistir en un terminal físico, similar al aparato telefónico tradicional, pero especialmente diseñado para utilizar la tecnología VoIP.

Cualquiera que sea el caso, la funcionalidad es la misma. Las siglas SIP (Session Initiation Protocol) se refieren a la posibilidad de realizar llamadas por Internet, ejecutando la transformación de la voz en un formato digital.

Características de un teléfono SIP

El hecho de que los teléfonos tradicionales y los teléfonos SIP sirvan principalmente a una misma función puede conducirnos a la equivocación de que son muy similares. Pero nada más lejos de la realidad; lo cierto es que puede decirse que ese es el único punto que teléfonos analógicos y teléfonos VoIP tienen en común.

El ahorro de costes y la flexibilidad que aporta a las comunicaciones son solo algunos de los puntos que caracterizan a la telefonía SIP, y que, al mismo tiempo, la diferencia de la tradicional.

Pero, sobre todo, es conveniente fijarse en la ampliación de funciones:

  • Identificación de las llamadas.
  • Acceso a la agenda.
  • Llamadas en espera (Call Park).
  • Transferencia de llamadas.
  • Creación de múltiples cuentas.
  • Realización de videollamadas.
  • Integración en un sistema de comunicaciones unificadas.
  • Escalabilidad en sus funcionalidades.

Funcionamiento de los teléfonos SIP

La palabra clave para comprender cómo funciona un teléfono SIP es internet. Para realizar y recibir llamadas de voz este tipo de telefonía, utiliza un sistema basado en un protocolo de voz por Internet, VoIP (Voice over Internet Protocol). Trabaja transformando el audio captado a través del micrófono en datos. Y así, convertidos a ese formato, los datos son susceptibles de ser transmitidos a través de Internet.

Puede verse cada llamada como un doble canal. Por el primero transcurre la voz (transformada en datos) del usuario que inicia la llamada. Por el segundo, la de quien la recibe y la contesta.

El ahorro de costes y la flexibilidad que aporta a las comunicaciones son solo algunos de los puntos que caracterizan a la telefonía SIP.

Entre los protocolos existentes, el utilizado con más frecuencia es el H.323, que posibilita el envío tanto de datos, como de audio o vídeo por Internet. Pero, en su lugar, también puede utilizarse el denominado Protocolo de Inicio de Sesión, consistente en el establecimiento de conexiones.

Funcionamiento y tipos de teléfono SIP

Cada teléfono SIP (VoIP), tanto físico como virtual, tiene asignada una dirección SIP única para cada usuario. Por eso, cuando ese usuario determinado inicia o enciende su aparato, se activa inmediatamente ese protocolo de iniciación y puede comenzar a realizar llamadas a través de este servidor concreto. En el momento en el que otro oyente se conecta a esa misma dirección, se establece la conexión y se transmite la llamada.

En cuanto a la alimentación, algunos teléfonos SIP utilizan un cable de Ethernet como fuente de alimentación, mientras que otros precisan de un adaptador de corriente alterna (A/C). El primer caso elimina la existencia de cables externos, porque la energía de los dispositivos proviene de la conexión de datos de los dispositivos a los que se enchufa. De esta manera, solo hay un único cable que sirve tanto para conducir la energía como los datos.

Tipos de teléfonos SIP

Este tipo de telefonía no se presenta en un único formato, sino que existen distintas posibilidades. Y estas son las tres alternativas principales a las que puedes recurrir:

Teléfono SIP basado en software o softphone:

Un softphone es un teléfono SIP que se sirve de los auriculares o los altavoces del dispositivo elegido (o, en su caso, los auriculares conectados) para llevar a cabo la emisión y la recepción de llamadas VoIP.

Teléfono SIP basado en hardware:

Estamos hablando de un aparato estéticamente muy similar a un teléfono tradicional. La diferencia es que, en lugar de conectar la terminal a la red telefónica común, la conexión se realiza a la red de datos.

Este teléfono ofrece la opción de conectar un hub (concentrador), que sirve para conectar diversos dispositivos entre sí. Así, el teléfono puede compartir la conexión de red con un ordenador, sin establecer una específica para el propio aparato.

Teléfono analógico con un adaptador ATA:

Si no deseas deshacerte de tu antiguo aparato analógico, siempre puedes recurrir a un adaptador ATA. Este adaptador es un hardware que funciona a modo de conector.

Por un lado, el adaptador se conecta a la red a través de un cable de Ethernet, y por otro, el teléfono se conecta a su vez con el adaptador. Esta es la manera de posibilitar la realización de llamadas VoIP a través de un dispositivo tradicional. Y el software lo reconocerá como un teléfono SIP. 

La tecnología VoIP y los teléfonos SIP han llegado para quedarse. Empresas y particulares apuestan cada vez más por esta opción por todas las ventajas que ofrece.

Desde NFON trabajamos para cubrir todas tus necesidades y las de tu empresa; por eso, te ofrecemos soluciones como Cloudya para facilitar las comunicaciones y dispositivos SIP. Contacta con nosotros y te informamos.

 

¿Conoces Cloudya?

Compártelo en: